Spanish translation

Una escuela con tradición – para hoy y para siempre.

El Instituto de enseñanza secundaria “I. gimnazija v Celju” es uno de los centros educativos de enseñanza secundaria más antiguos de Eslovenia puesto que su inicio se remonta al año 1808. Su andadura está impregnada con una noble tradición de más de 200 años, lo que se puede ver tanto en la alta exigencia y la comprobada calidad del centro, como en su reconocida creatividad, accesibilidad y familiaridad.

En el centro actual que se ubica en un edificio centenario (construido en diciembre de 1913 justo antes de la Primera Guerra Mundial) vive un espíritu especial – el espíritu de la escuela. Algo que a lo largo de las décadas relaciona al alumnado y al profesorado en una comunidad – me atrevo a decir que en una familia- consciente de su pasado opulento y al mismo tiempo de su presente y futuro. Siendo también consciente de los valores y los resultados de sus antepasados, que los cuida y respeta; así mismo nunca se olvida de que la escuela es buena y su futuro hay que crearlo y recrearlo aquí y ahora. Con la gente y para la gente.

El aspecto exterior del primer Instituto de Celje parece antiguo, sin embargo, en su interior, su corazón y su alma se conserva con espíritu joven, puesto que el centro vive con la juventud de su tiempo y no con el tiempo de su juventud. No es tradicionalista ni impersonal sino todo lo contrario: en sus ideas, en su actitud y en sus principios pedagógicos es un centro educativo moderno con la visión: »Formamos y educamos para la vida. Creamos la escuela para el siglo XXI.«

Los jóvenes adquieren el conocimiento (utilizando la mejor tecnología educativa digital) que se comprueba después por medio de los exámenes (lo que ha sido desde siempre la parte de la formación más seria, aunque para algunos la más pesada) facilitándoles a la vez diversas posibilidades, oportunidades y estímulos para poder desarrollar sus potenciales, intereses y talentos en todos los ámbitos: en el aprendizaje, en el deporte, en la cultura o en la vida diaria – pero que para el desarrollo de la personalidad es muy valioso – la vida social.

Precisamente esto último es la parte más atractiva de nuestro centro. El afán y la comprensión de los profesores (y todos los empleados) hace sentir a nuestros alumnos aceptados y respetados como personas. De esta manera muchos consideran a nuestro centro su segunda casa: siempre hay alguien con quien pueden hablar y no se quedan solos ni en los momentos de alguna crisis adolescente.

A lo largo de 200 años, miles de jóvenes han pasado por el I.E.S. ‘I. gimnazija’ adquiriendo una instrucción amplia para su estudio y carrera futuros, desarrollando a la vez sus talentos y formando su personalidad. Por ello no es sorprendente encontrarse a cada paso entre la gente exitosa y honorable – una amplia gama de expertos, científicos, economistas, políticos, deportistas, artistas tanto en Eslovenia como en el extranjero –con nuestros alumnos, que siempre con orgullo y alegría dicen: “Yo terminé el Instituto “I. gimnazija v Celju, el Kajuh.” (‘Kajuh’ es el apodo del Instituto.)

El I.E.S. ‘I. gimnazija’ es mucho más que un edificio o un programa educativo. El primer instituto de Celje desempeña un papel de: sólido baluarte de los eslovenos en la ciudad, la cual fue una vez severamente alemanizada y en cuyo sinónimo se ha convertido paulatinamente; el instituto que ha proporcionado a Celje, Estiria, Eslovenia, pero también a Europa y al mundo numerosos intelectuales extraordinarios que han dejado una huella significante en nuestras vidas: el obispo Slomšek, el partisano y el poeta Kajuh, los hermanos Žvižej y Gašper Marguč (los jugadores de balonmano), el kayakista Kauzer, el jugador de baloncesto en la NBA Beno Udrih, la tenista Katarina Srebotnik, el compositor Mojmir Sepe y el ejecutivo de la empresa Gorenje Franjo Bobinac, entre otros.

Estas palabras están dedicadas a su pasado, presente y futuro, a su imagen y espíritu. Que se conviertan en el deseo de que todos los que formaron y formarán parte del Instituto, lo quieran y respeten de igual manera que nosotros que tenemos la oportunidad de compartir con él nuestra cotidianidad.

dr. Anton Šepetavc, director

Mas informacion: info@prvagim.si

Dostopnost